Tiger asiento de inodoro

Ver nuestros asientos de inodoro
Encuentra un Tiger distribuidor en tu área

Paso 1

Elige la forma adecuada

Comprueba previamente la forma del inodoro. La mayor parte de los inodoros tienen una forma estándar que permite incorporar un asiento de inodoro estándar. Sin embargo, también hay formas menos comunes como la forma en D (Tiger dispone también de asientos de inodoro adecuados para esta forma, como el Memphis y el Carter). Por tanto, cuando compres el asiento, asegúrate de que la forma se corresponde con la de tu inodoro. La imagen muestra las cuatro formas más habituales.

 

Elige las dimensiones correctas

Aparte de que es importante conocer las dimensiones del inodoro (la anchura y la distancia desde el centro de los orificios de la bisagra hasta la parte frontal), la distancia entre centros también es importante.  Quizás incluso más importante, porque si la distancia entre centros no es correcta, no podrás montar el asiento de inodoro. La distancia entre centros es la distancia entre los centros de los orificios de la bisagra. Al igual que las dimensiones del asiento, estas medidas siempre se mencionan en el embalaje o en el sitio web del proveedor.
 

Paso 2

Paso 3

Elige la forma correcta de montaje

Si se puede acceder a los orificios de la bisagra desde la parte inferior, entonces tienes un inodoro en el que el asiento es de montaje estándar. Esto lo sabrás porque podrás alcanzar la parte inferior de los orificios de la bisagra por el lateral del inodoro. Si no puedes alcanzar la parte inferior de los orificios de la bisagra porque el lateral está cerrado, deberás elegir un asiento con Easy Fixing. Este sistema te permite montar fácilmente el asiento desde la parte superior del inodoro.
 

Elige el material adecuado

Duroplast: Los asientos de duroplast son prácticamente irrompibles, antibacterias y resistentes a los arañazos. Podrás utilizar este asiento durante años.

MDF/madera: Estos asientos están hechos de virutas de maderas prensadas con cola de resina sintética. Se adapta rápidamente lo que hace que sea muy cómodo para sentarse. Gracias a la pintura, estos asientos de inodoro son además muy fáciles de limpiar.

Thermoplástico: Los asientos de inodoro de termoplástico son ligeros, resistentes y prácticamente irrompibles. Además, son resistentes a los arañazos y duran años. Los asientos de termoplástico son además fáciles de reciclar.

Paso 4

Paso 5

Elige las funciones que quieres que tenga

Hoy en día se puede conseguir aún más de lo que te imaginas con el asiento de inodoro. La mayor parte de los asientos de inodoro de hace unos años no tenían tantas opciones como los de hoy en día. Todas estas opciones son fantásticas, pero quizás los árboles ya no te dejen ver el bosque. Por eso incluimos aquí una lista con todas las funciones de los asientos para inodoro Tiger.